Identíficate

El dolor dental, conocido como “dolor de muelas”, es probablemente la causa más frecuente de dolor en la región facial y uno de los dolores mas molestos que sufre el ser humano.
 
La causa suele ser una pulpitis aguda o inflamación aguda del nervio del diente. Suele manifestarse como un dolor intenso y punzante, que aparece en respuesta a estímulos como los alimentos fríos, calientes, o dulces. Cuando la inflamación progresa puede provocarse una infección dental, en principio localizada en el interior del diente pero que, si no se trata adecuadamente, se extenderá por los alrededores del diente causante provocando la aparición de un absceso de origen dentario; el dolor entonces será intenso y continuo, existirá hinchazón de la zona y el paciente tendrá fiebre.
 
¿Cuáles son las causas que originan la aparición de una pulpitis aguda?
Principalmente:
  1. Caries dental.
  2. Fractura dental.
  3. Fisura dental (se trata de una fractura dental en la que los fragmentos no se han desplazado, pudiendo no ser visible, pero permitiendo el paso de gérmenes de la cavidad bucal hacia el canal de la pulpa o nervio del diente).
  4. Irritación tras realizarse un tratamiento dental. En ocasiones sucede que tras realizarse una reparación dental, los materiales empleados en ésta pueden provocar molestias locales por irritación, a pesar de haberse realizado correctamente.
Si el paciente no recibe de entrada el tratamiento adecuado (antibióticos y antiinflamatorios) , se podría desarrollar una infección que se extiendería al resto de la boca, cara, e incluso al cuello pudiendo, incluso, provocar graves dificultades para comer (por imposibilidad de abrir la boca) y respirar (por la gran inflamación que en ocasiones llegan a alcanzar); siendo entonces potencialmente peligrosas para la vida.
 
En estos casos se ha de acudir, lo antes posible, al odontopediatra que será quién instaurará el tratamiento adecuado para el problema específico de cada paciente.
 
Si el dolor se manifiesta en día festivo o si usted se encuentra lejos de un centro asistencial:
  1. Administre a su hijo el antibiótico que suele tomar cuando tiene algún proceso infeccioso y a las dosis que habitualmente le receta su médico o pediatra.
  2. La mayoría de veces con la instauración de una pauta antibiótica es suficiente pero si fuera necesario, puede administrarle a su hijo paracetamol (preguntar en la farmacia de guardia) o una combinación de paracetamol e ibuprofeno (preguntar en la farmacia de guardia), a las dosis habituales pediátricas.
  3. Si su hijo es menor de siete años, NO LE DE ASPIRINA.
  4. Aunque el dolor mejore y la hinchazón desaparezca, no piense que ya "ha curado" al niño porqué si no se trata, se reproducirá el problema. Llévelo al odontopediatra cuanto antes.
¿Cómo se puede prevenir la aparición del “dolor dental”?
 
La mejor manera de prevenir el dolor dental es mantener la dentadura y las encías sanas; para ello acuda de manera regular al odontopediatra para realizar revisiones preventivas, y si fuese necesario, tratar de forma precoz cualquier problema.
 
 
secretaria@odontologiapediatrica.com - Tlf. 650 424 355
Aviso legal » Sociedad Española de Odontopediatría 2008