Identíficate

Noticias
« Volver al listado de noticias

Recomendable para los atragantamientos

Técnica de Heimlich.

15/12/2008 17:53 - Por:
Henry Heimlich era un cirujano que puso en práctica esta técnica que resulta muy fácil de hacer. Nosotros creemos que tanto las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica como la técnica de Heimlich se deberían enseñar, incluso en las escuelas, para evitar que una persona pierda la vida por no saber la técnica de Heimlich y así lo recomendamos en las Facultades de Odontología.
 
 
 
En estos días festivos en que no paramos de comer y "picotear" entre comidas es necesario que, en primer lugar, cuando vayamos a ingerir algún fruto seco o cuando comamos algún alimento que contenga huesecillos, tratemos de masticar lentamente, procurando evitar pensar en el chiste que nos están contando ya que al reirse la persona puede atragantarse.      
De pronto, una persona se agarra el cuello en lo que se ha dado en llamar el "signo universal de asfixia" y empieza a ponerse cianótico (coloración azul), la gente que está alrededor se asusta y nadie sabe qué hacer. 
 
La persona está experimentando una obstrucción al paso del aire; esta obstrucción puede ser total o parcial. Si la obstrucción es parcial hay que animar al paciente a que respire todo lo bien que pueda y que intente toser para intentar eliminar el objeto extraño de sus vías aéreas. Mientras tanto, alguien debería llamar al 112 pidiendo ayuda urgente ya que una obstrucción parcial puede acabar convirtiéndose en una total con imposibilidad de que el paciente pueda respirar.
 
En el caso de que el paciente respire, NUNCA introducir los dedos en la boca del paciente ni golpearle en la espalda para ayudarle a toser ya que podemos ayudar a convertir una obstrucción parcial en una completa, con lo que esto supone.
 
Si el paciente no puede expulsar el objeto extraño y se está asfixiando, la persona que sepa cómo hacerlo o, en su defecto, la más decidida debe coger por la espalda al paciente rodearle con sus brazos por la cintura y con el puño cerrado de una mano y la otra mano colocada sobre la primera (tal y como se observa en la fotografía) realizar unas compresiones sucesivas sobre la zona del estomago. Las compresiones en la zona epigástrica (boca del estómago) hacen que expulse aire y, gracias a éste, el obstáculo salga.
 
Esta maniobra, conocida como Técnica de Heimlich, se lleva practicando desde 1972 con resultados muy positivos.
 
                               

 
secretaria@odontologiapediatrica.com - Tlf. 650 424 355
Aviso legal » Sociedad Española de Odontopediatría 2008